Banner

Cabecita grande

Al medir la circunferencia de la cabeza se determina su tamaño, el resultado de la medición se considera normal o alterado una vez que se correlaciona con la edad del niño en tablas estadísticas diseñadas para ello. Si se consigue que el tamaño de la cabeza del niño es superior al que debería tener, pues se habla de Macrocefalia.

Son variadas las causas de Macrocefalia, la más frecuente es que sea un rasgo heredo-familiar, que no está asociado a trastornos o enfermedades neurológicas; es decir, familiares cercanos como padres, hermanos, tíos, primos hermanos, tienen la cabeza grande también, sin ningún indicador de enfermedad neurológica. En los casos de Macrocefalia heredo-familiar, tenemos a un niño sano cuyo desarrollo neurológico y adquisición de destrezas se está dando según los parámetros establecidos como normales.

Existe la Macrocefalia de aparición insidiosa, que se comienza a observar luego de traumatismos craneales, infecciones del sistema nervioso central, a los pocos días de nacer en niños con alteraciones en el periodo perinatal (antes, durante y después del parto) o ante la presencia de tumores del sistema nervioso central; este aumento del perímetro cefálico generalmente está acompañado de otros síntomas como vómitos, somnolencia, convulsiones, irritabilidad, y se debe a aumento de la presión intracraneal del líquido cefalorraquídeo, esto es lo que se conoce como Hidrocefalia (en el próximo artículo hablaremos de este tema).

Hay enfermedades metabólicas que pueden afectar al cerebro y otros órganos, llamadas así porque existe un defecto en el procesamiento de sustancias propias de los órganos, algunas se acumulan y otras se degeneran dando lugar a fallas en el funcionamiento de diversos órganos, entre ellos el encéfalo. Son enfermedades raras, que originan Macrocefalia acompañada de otros síntomas como convulsiones, alteración del tono muscular, pérdida de las destrezas que se habían adquirido, alteraciones visuales o auditivas, entre otros.

Cuando se sospecha que la Macrocefalia es secundaria a un trastorno o enfermedad neurológica se indican dos estudios fundamentalmente: Tomografía axial computarizada de cráneo y/o Resonancia magnética nuclear cerebral.

 

Suscribete para recibir actualizaciones